La recaída no es síntoma de derrota

La recaída no es síntoma de derrota

La recaída no es síntoma de derrota

Tengo una convicción en mi corazón y es que Dios no nos dejará hasta cambiar por completo nuestras vidas. La buena noticia es que ¡Él ya comenzó! Todos aquellos hombres y mujeres usados por Dios fueron primero formados en su taller y esa preparación es el proceso que todos debemos pasar para ser perfeccionados. He leído muchos comentarios en este sitio en los que después de leer los diferentes artículos  se han identificado y  tomado la decisión de salir del problema a las drogas  pero luego de un tiempo han recaído.

A veces nos creemos Perfectos pero NO. Somos obras inconclusas. Es más, deberíamos llevar un cartel que diga “pintura fresca”. Los procesos no son fáciles pero entre más te cuestan, mejor estás siendo moldeado en las manos del Alfarero. Te recuerdo que para ser totalmente libre tuve muchas recaídas,  pero nunca me olvidé que un día le entregué mi vida a Dios.

¿Porque tu vida debe pasar por el taller del maestro? Si aprendes lo que te voy a enseñar en este artículo te darás cuenta que el deseo de consumir ira desapareciendo.

Jeremías 18:1-6  “Palabra de Jehová que vino a Jeremías diciendo: «levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda.  Y la vasija de barro que el hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla.

entonces vino a mi palabra de Jehová, diciendo: 6¿No podre yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel.—Afirma el Señor— “Ustedes, pueblo de Israel, son en mis manos como el barro en las manos del alfarero” Dios es nuestro Alfarero y nosotros somos sus vasijas.

Hoy Él te dice: Baja del pedestal en el que estás, levántate y ven a mi casa… No estés más triste ni  decaído, levántate y encontrémonos en mi casa. La casa de Dios es “el lugar donde Él habita” y Dios quiere que su casa sea tu casa. ¿Qué hace el alfarero en su casa? Trabaja en ti, separa la tierra de la arcilla, saca de ti lo que te impide avanzar, remueve las impurezas de tu vida y te rescata del problema de drogas en que te encuentras, te redime, te da un valor incalculable. Podemos llegar a la casa del Alfarero sintiéndonos tierra, pero sus manos de amor nos reconstruyen por dentro y sana nuestro corazón.

Al taller del Maestro podemos ir con todos los problemas. ¿Qué hace el Alfarero cuando la vasija se echa a perder. La lava con su Palabra, nos quita el velo para que podamos ver con claridad qué es lo que quiere para nosotros. Así que, entreguemos nuestras ansiedades en las Manos del Alfarero, que Él todo lo puede. Mientras Él nos amasa y nos martilla, vamos comprendiendo más y más acerca de Su voluntad que es buena, agradable y perfecta.

Hay algo que no debemos olvidar y es que aunque se eche a perder la vasija ¡Estamos en sus manos! Y en sus manos, Él puede hacer los más grandes milagros.

A veces no entendemos por qué volvemos a tropezar, déjame decirte que son esos pequeños tropiezos que te aran un verdadero gigante, recuerda que si estas en las manos del Alfarero  él está moldeando tu vida  para que cuando entremos al horno, no nos quememos. Por eso, la Biblia nos dice en Cantares 2:15“Atrapen a las zorras, a esas zorras pequeñas que arruinan nuestros viñedos, nuestros viñedos en flor”.

Los pequeños pecados, los que creemos que nadie ve como los celos, la envidia, los pleitos, las griterías, la codicia, el orgullo, la falta de perdón, las relaciones ocultas LAS RECAÍDAS que creemos nadie las sabe… son tropiezos  que Dios necesita sacar de nosotros para perfeccionarnos.

No permitas que tu vida continúe ensuciándose 

La Biblia nos enseña que cada vasija tiene un tesoro dentro. Si recaíste Dios tiene el poder para restaurarte. Todas las vasijas valen la sangre del Señor Jesús, todas las vasijas han sido creadas con un tesoro dentro. Así que, es tiempo que entiendas tu valor y sepas que no hay nadie mejor que tú.  Fuiste creado por Dios con lo mejor, para que seas “el mejor”. Mientras más tiempo pasemos en Su taller, todo mal pensamiento que te induce a las drogas desaparecerá así que no tienes que sentirte en derrota porque Dios ya está trabajando en ti. Resiste al control de calidad de Dios, Él ha puesto dentro de nosotros Su sello de garantía y se llama Espíritu Santo.

Dios quiere que tú y yo seamos vasijas para usos honrosos y no para usos viles. Límpiate para ser un instrumento de honra, santifica tu vida para que sea útil para Dios y estés dispuesto a toda buena obra.

Bendiciones

Isaac Estrada

 No olvides que  la creación de  este sitio,  es con la única finalidad de verte  libre de drogas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La recaída no es síntoma de derrota

  1. Daniel Aguilar dijo:

    Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s